PRIMAVERA

Hemos empezado Marzo de 2019 con una “falsa primavera”:  temperaturas sorprendentemente cálidas.

Así que no sabemos si van a seguir así o se desinstaurarán cuando la “verdadera primavera” marque su fecha de inicio: el 20 de este mes.

Y tan descolocados como las temperaturas estamos nosotros mismos, pero por otro lado gratamente sorprendidos, al releer la reseña primaveral del año pasado (pedídnosla si no os acordáis) … Hace un año y tan vigente lo dicho y escrito…  La primavera: una época inestable,  pendulante… Como la vida misma…

Y lo es porque aumentan las horas de luz que nos despiertan del letargo invernal, pero también  por la intensidad de luz que nos llega. Es un mecanismo regulador básico, siendo responsable de que, en un momento dado, se nos dispare un “cierto instinto migrador en busca de climas más propicios”. Tenemos ganas de sol, de buen tiempo, y cómo no: “de buen rollo”.

Pero si no podemos “migrar” físicamente de lugar podemos “migrar metafóricamente” a una vida más saludable.  Y os traemos una muy buena noticia: ​”​Según investigadores de ​la Universidad de ​TelAvid​ y de V​illejuif (Francia)​, tomar el sol cada ​DOS DIAS puede​ ​broncear más la piel que hacerlo a diario, además de minimizar los daños en el ADN que provoca la radiación ultravioleta.

​Siempre os decimos que mucho cuidado con el sol por lo dañino que es a nivel celular y por sus manifestaciones tan visibles en la piel fotoenvejecida, pero también sabemos y os decimos que es necesario para  producir vitamina D (​es la principal razón biológica que tenemos los seres humanos para tomar el sol, ya que requiere de radiación ultravioleta).  Estos investigadores plantean la hipótesis de que  “después de exponerse a la luz ultravioleta, los niveles de vitamina D en sangre se mantienen altos durante 48 horas, lo que significa que no precisamos una exposición diaria al sol para lograr la cantidad necesaria”.

​​Detrás del control de la pigmentación se encuentra una proteína llamada MITF, que es un regulador de la actividad de los melanocitos y parece ser que si tomamos el sol cada día, interferimos con el flujo del sistema de protección de la piel, ya que se necesitan 48 horas para que se complete”.

S​ería​ algo similar ​como ​a ir al gimnasio​: no ​debemos ir al gimnasio cada día, ​ sobretodo si vamos a hacer un ejercicio muy intenso, ya que necesitamos al menos un día de descanso para que el sistema pueda producir músculo.

​​​Y no olvidemos: siempre que estemos expuestos a la luz del día: una fotoprotección adecuada, recordad que las hay muy variopintas y seguro encontramos la idónea para cada uno de nosotros.

 

El año pasado os decíamos que en PRIMAVERA estamos aún a tiempo de TODOS  los tratamientos, e insistimos en ello:  láser, IPL, mesoterapia en todas su presentaciones y para todas las zonas, ácido hialurónico en todas sus formas, hilos tensores y suspensorios, tratamientos bioestimuladores de toda índole, peelings químicos, resurfacing regenerador con microagujas, toxina botulínica, las arañas vasculares de las piernas, la depilación “permanente en el tiempo”, la mesoterapia capilar para preparar el cabello frente al daño solar y al salitre del mar… y así sin parar…

 

Pero además para saber qué tratamiento es el más adecuado para nuestra piel no hay mejor manera que dejarse ver….Procuramos recomendar lo óptimo bajo las circunstancias de cada uno…. Y los tratamientos son tan a la carta que llevan vuestros nombres…

Hay un Sasha, y un Carla, y un Javier, y un Paloma…

Y tantos otros nombres más que no es imposible describirlos todos… Ven a conocer el tuyo:  ¿Cómo te llamas? . 

Si es cierto que todos ellos comparten algo en común : “Poco y en su justa medida para hacer un más, es decir que aporten y sumen lo que nos falta”.

Acordaros: Coged cita antes de que la agenda se llene o peor, que llegue el buen tiempo y el momento del  “DESTAPE” …